Música y Movimiento

Para niños y niñas de 3 a 5 años

Descubre todo lo que pueden aprender tus hijos en las divertidas clases que componen estos tres cursos en los que los más pequeños se iniciarán jugando en el aprendizaje de la música.

Música y movimiento I, II y III

Esta asignatura de Música y Movimiento, no solo es una preparación al lenguaje musical, su visión es mucho más amplia, ya que pretende desarrollar todas las capacidades expresivas, musicales y motrices que posteriormente permitirán a los niños elegir un instrumento.

Se trata de que descubran, exploren, manipulen y conozcan el sonido, y sientan la música para expresarse a través de ella.

Para ello experimentarán con maracas, panderos, triángulos, cajas chinas, xilófonos, cascabeles de aro y otros instrumentos pequeños de percusión.

Con ellos trabajarán los ritmos y los introducirán en las canciones que el CD del propio método lleva.

Las clases se plantean como un juego, porque a estas edades los niños han de aprender a utilizar sus habilidades y a desarrollar el sentido del dominio de su cuerpo, para posteriormente utilizarlo en la práctica instrumental.

Aprenderán a reconocer y diferenciar las distintas cualidades del sonido y su relación con los materiales que lo producen y la forma de tocarlos, así como cantarán canciones utilizando la voz como instrumento.

Los pequeños también trabajarán el movimiento como medio de expresión y de sensibilización motriz, visual y auditiva, para desarrollar la seguridad rítmica, el sentido del espacio temporal y el sentido de la dinámica y favorecer las relaciones con otros compañeros y con el grupo.

¿Para que sirven estos cursos?

Para que tu hijo o hija

  • Aprenda canciones completas.
  • Cante en grupo.
  • Afine correctamente.
  • Reproduzca con su voz diferentes sonidos.
  • Sepa discriminar el timbre de los sonidos que escucha.
  • Reproduzca esquemas rítmicos.
  • Discrimine entre crecendos y diminuendos.
  • Distinga sonidos de diferentes intensidades.
  • Reproduzca sonidos de diferentes intensidades con un instrumento.
  • Clasifique los instrumentos de percusión según su naturaleza.
  • Responda a un estímulo sonoro a través de un código establecido.
  • Exprese la música a través del cuerpo.
  • Muestre curiosidad e interés por los sonidos y la música que le rodea.

Sí, los niños tan pequeños pueden aprender todo esto ¡jugando!

Compruébalo con una clase gratis de prueba.