Grado Elemental

A partir de 7 años

El lenguaje musical así como el estudio de un instrumento, se recomienda a partir de 7 años y sin límite de edad para iniciarse.

Con este curso tanto niños como adultos, comienzan la enseñanza básica de la música que consta de 4 cursos.

En Para Elisa impartimos de forma interactiva todo el Grado (de 1º a 4º curso).

Con nuestro método virtual e interactivo que hace de esta actividad algo divertido y accesible en cualquier momento desde cualquier dispositivo: tablet, móvil u ordenador.

Una vez terminado 4º curso, los alumnos están preparados para presentarse a las pruebas de acceso al Conservatorio Profesional de Música, si así lo desean, para continuar sus estudios musicales.

 

Notas musicais Grado Elemental de música

ENSEÑANZAS ELEMENTALES DE MÚSICA

Las Enseñanzas Elementales de Música tendrán como finalidad proporcionar una formación musical básica de calidad.

Esta finalidad se ordena en dos funciones: formativa y preparatoria, para los estudios correspondientes a las Enseñanzas Profesionales de Música.

Estas enseñanzas se organizan en un grado de cuatro cursos de duración, y tienen como objetivo contribuir a desarrollar en el alumnado las siguientes capacidades:

  • Interiorizar el pulso, manteniéndolo tanto en la práctica musical individual como en la colectiva.

  • Cantar de forma controlada permitiendo expresarse a través de la música.

  • Utilizar la psicomotricidad fina en la ejecución instrumental.

  • Descodificar la escritura musical y transformarla en sonido mediante la voz y otros instrumentos.

  • Conocer los elementos básicos del lenguaje musical, aplicándolos en la práctica instrumental y vocal.

  • Utilizar la audición interna, como base de la afinación y de la interpretación musical.

  • Adquirir una formación técnica instrumental básica, que permita la interpretación de un repertorio adecuado a este nivel y a las características individuales, abarcando las distintas épocas de la música.

  • Interpretar música en grupo habituándose a escuchar otras voces o instrumentos y adaptándose al conjunto.

  • Responsabilizarse gradualmente tanto del trabajo individual a realizar como del que corresponde como miembro de un grupo.

  • Utilizar el silencio como medio indispensable para el desarrollo de la concentración.

  • Tocar en público, solo y en grupo.

  • Participar en actividades musicales y culturales.